No culpes al Karma de lo malo que te pasa. Porque te diré una cosa: quizás no seas tan importante como para tener al Karma pendiente de ti. Y quizás al Karma no le importes. Porque, quizás, y lo más probable es, que el Karma ni si quiera sepa que existes.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s