Feliz Semana de la Salud Mental

Esta semana se celebra en Reino Unido la Mental Health Awareness Week, algo así como la Semana de Sensibilización sobre la Salud Mental. No sé si existe en España. Supongo que sí, y si no, la inventaremos. Tampoco sabía que existía allí. A veces somos ajenos a las cosas que pasan. Escuchamos que alguien tiene una enfermedad mental y pensamos en un loco. Que alguien tiene una adicción, es un yonki. Que alguien no le encuentra el sentido a la vida y necesita perderse para encontrarse, un tarado. Y así con todo.

Nunca había conocido a nadie que padeciese una enfermedad mental. Hasta que me fui a vivir a Inglaterra. Allí tenía varios compañeros de trabajo con los que me llevaba bien. En aquella tienda trabajaba gente de diferentes países, culturas y religiones. Aprendí mucho de todos ellos. Más de lo que creía. Una de mis compañeras, era de Nigeria. Bueno, de Nigeria en realidad era su familia, ella había nacido en Inglaterra. Por respeto, no diré su nombre. Era como una muñequita, preciosa, con unos ojos enormes, y le encantaba hacer el payaso.

Tan sólo tenía 17 años y se notaba. Estaba llena de energía y se reía hasta de la más mínima tontería. Era de estas personas que transmite buen rollo. Por desgracia, sólo coincidíamos los jueves. Ese día de la semana se convirtió prácticamente en mi día favorito, sin contar los sábados. Para mí jueves era igual a diversión asegurada. Muchas veces me daba la impresión de que mi compañera no se tomaba la vida demasiado en serio. Como muchas adolescentes, su máxima preocupación era qué ponerse para tal fiesta o qué película ir a ver al cine. Estaba repitiendo el equivalente a primero de Bachillerato en Inglaterra y daba la impresión de que las notas no le quitaban el sueño, aunque quería estudiar Medicina en la Universidad.

Pero, al parecer, no todo en su vida era jolgorio. Tal día como hoy, hace un año, colgó una foto en Facebook de su brazo. Tenía cicatrices muy marcadas en forma de cortes. Se me paró el corazón. Había escrito un texto a colación de la Mental Health Awarness Week 2015. Quería “inspirar a otras personas”. Decía que sus brazos y sus piernas ya llevaban un año sin padecer auto-lesiones. Se me paró el corazón por segunda vez. De pequeña había sufrido bullying y discriminación por su raza y, sobre todo, por su peso. Decía que incluso parientes suyos habían hecho comentarios poco apropiados sobre su aspecto físico. Ella, que de por sí no estaba a gusto con su cuerpo, empezó a estar cada vez más confusa. Sólo tenía 9 años y no sabía qué hacer, y le daba vergüenza contárselo a sus padres. Fue a esa edad cuando empezó a creer que no era digna de ser amada y que moriría sola.

Cumplió 10 años y la ansiedad siguió creciendo. Comenzó a sufrir ataque de pánico y a sentir la imperiosa necesidad de auto-lesionarse. Y llegaron los pensamientos suicidas. Más tarde, entró en su primera relación, cosa que estaba muy bien, hasta que empezó a sentir que no le merecía. Estaba tan emocionalmente inestable, que no estaba en condiciones de cuidar de sí misma, por no hablar de cualquier otra persona. Él era su mejor amigo en aquel momento, le podría llamar a cualquier hora y él la calmaba. Pero ella seguía estando más y más deprimida y le apartó de su vida, se volvió solitaria. Le perdió. En septiembre de 2013, ella sencillamente se rompió, se partió en dos. Fue entonces cuando intentó suicidarse. Estuvo en el hospital cinco días.

Después de eso, apenas iba al colegio, y cuando lo hacía, pasaba la mayor parte del tiempo escondida en los baños. En noviembre fue admitida en el Child and Adolescent Mental Heatlh  Services (CAMHS). Pero ella no quería mejorar, había sucumbido al diagnóstico de “depresión y ansiedad”. Todo aquello fue duro de entender para parte de su familia nigeriana. La falta de apoyo y de comprensión que recibió de la gente de su alrededor, le hizo difícil comenzar la recuperación. Poco a poco, las cosas mejoraron, sin embargo, una recaída llegó en febrero de 2014, cuando las cosas fueron cuesta abajo de nuevo. Tras ella, empezó a recibir ayuda en la escuela, y su orientadora fue de un apoyo importante. Llegó la hora del examen final y quería abandonar porque simplemente no podía hacerlo, pero su orientadora le animó a seguir adelante. Así que lo hizo. En verano, encontró a alguien en quien puedo confiar y a quien confesó todos sus problemas de salud mental. Él la ayudó a iniciar su recuperación. Pero suspendió sus exámenes, como esperaba, y comenzó a estar deprimida de nuevo. Sin embargo, le dieron la oportunidad de intentarlo de nuevo, repitiendo el curso.

Un año después, cuando mi ex compañera escribió el post en Facebook, confesaba seguir “luchando contra sus demonios” y siendo paciente de CAHMS. Pero declaraba que ya no era su enfermedad mental, sino ella misma, y que por fin, empezaba a ser feliz. Y espero que así siga siendo.

mhaw-tile-relationships
Cartel de la Campaña #MHAW16 | Mental Health Fountation

Comparto esto con vosotros porque todos tenemos personas sufriendo a nuestro alrededor, aunque a veces no lo sepamos. Porque las personas que tienen una enfermedad mental, no son tarados, si no personas con un problema. Porque no “están tristes porque quieren”, como mucha gente piensa. Si hay algo que todos los seres humanos tenemos en común, es que queremos ser felices. Tendemos a compadecernos de alguien cuando tiene una enfermedad física, pero a menudo evitamos a los que tienen una enfermedad mental. Hacemos lo incorrecto, porque esas personas nos necesitan.

Concluyo diciendo que aunque alguien tenga “cara de payaso”, puede tener “corazón de mimo”, como le pasaba a mi ex compañera. Es decir, que alguien puede reír por fuera pero, al mismo tiempo, llorar por dentro. Que es mejor perder una pierna que perder la cabeza. Y que nos puede pasar a cualquiera.

No les demos la espalda a los enfermos mentales, tendámoles la mano.

Happy Mental Heath Awareness Week!

 

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s