La Teoría de la relatividad

Hoy he tenido la suerte de conocer a Maurice, un chico de 19 años que, con tan sólo 14, se vino a España desde Malí sin nadie que lo acompañase y sin conocer nuestro idioma. A pesar de llevar cinco años residiendo en nuestro país, aún tiene alguna dificultad con el castellano. Una Fundación se encarga de su manutención y le proporciona alojamiento. Se gana la vida como puede, “un poco de aquí y otro poco de allí”, y cursa un Grado Medio de Formación Profesional. Tiene muy claro que quiere estudiar para labrarse un futuro. Su historia es de admirar.

Hace varios años, conocí un caso similar, el de Ismael, que, al igual que Maurice, se vino a España siendo adolescente, con una mano delante y otra detrás, sólo y sin hablar ni una palabra de español. Llegó en barco a Canarias y, no sé cómo, acabó en Burgos. Tuvo la suerte de trabajar en el taller de ebanistería del padre de una amiga. Creo que existe una asociación en Burgos que se encarga de personas en situaciones desfavorecidas, entre ellas Ismael. Por lo que he podido saber hace poco, en la actualidad le va bastante bien. Y me alegro muchísimo.

Pero los de Ismael y Maurice no son casos aislados. Cuando viví en Inglaterra tuve la suerte de relacionarme con personas procedentes de países y culturas muy diferentes. Amran, que era mi supervisor en la tienda donde trabajaba, sólo podía ver a su mujer una vez al año, cuando el tenía vacaciones y podía volar a Pakistán, ya que ella no tenía los papeles. Bindita, otra de mis superiores, había llegado al Reino Unido siete años atrás, escapando de un tortuoso matrimonio de conveniencia.Pero tuvo que dejar a su hija allí porque ésta era y es menor. En la pasada primavera, Bindita volvió a su país de origen, tras siete años sin pisarlo, y pudo disfrutar de su hija durante casi un mes. Por suerte, la niña vive con sus abuelos, los padres de Bindita, y está en buenas manos. Espero que cuando cumpla 18 años pueda irse a vivir con su madre a Inglaterra y matricularse en la Universidad, se lo merece, Bindi trabaja muy duro para que así sea.

Dicho esto, creo que, a veces nos quejamos de vicio. En ocasiones, no valoramos lo que tenemos, ni lo que podemos perder. Ya dijo Einstein que “nada es absoluto, todo es relativo”. Y debemos seguir esta teoría. Tenemos que aprender a relativizar y a ser conscientes de que los problemas pueden ser realmente problemas o meras tonterías, depende de con qué los comparemos. Que la persona que te gusta te ignore, puede ser frustrante, repetir curso puede ser un palo, que alguien en quien confiabas te traicione, puede ser decepcionante, pensar qué carrera estudiar o a qué dedicarte, puede ser una decisión trascendente. Estos ejemplos por sí solos podrían considerarse problemas. Sin embargo, estos “problemas”, comparados con las dificultades con las que se hayan podido topar personas como Ismael o Bindita,  podrían llegar a parecer banalidades.

También tenemos que interiorizar muy bien que tiene solución, menos la muerte. Y que las cosas tienen la importancia que les queramos dar. Y tan importante como esta Teoría de la relatividad, me parece otra teoría que yo llamaría “la Teoría de la prioridad”. Al final, en esta vida todo es cuestión de prioridades. Tenemos que centrarnos en las nuestras, y lo demás es es secundario. Tenemos que centrarnos en los que nos importan de verdad, en los que están ahí a las duras y a las maduras.

Porque el tiempo es oro, amigos. Y vosotros sabréis con quién lo pasáis y con quién no lo malgastaréis nunca más.

IMG_20160511_172553 (1).jpg

Estación de Príncipe Pío, Madrid | Fotografía realizada por mí

Anuncios

2 comentarios en “La Teoría de la relatividad

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s