Segundas partes (nunca) fueron buenas

Hay gente que se empeña en proclamar orgullosa que no da segundas oportunidades porque no cree en ellas. “Segundas partes nunca fueron buenas”, repiten. Seguramente sean los mismos que opinan que las relaciones a distancia no funcionan, que piensan que un hombre y una mujer no pueden ser simplemente amigos sin esperar que nunca suceda “algo más”, o que se preguntan: “¿qué narices hace esa mujer madura con un chico tan joven?”.

Pues yo de lo que me siento orgullosa es de creer en las segundas partes, en que el amor puede con cualquier barrera -diferencia de edad, distancia, o de cualquier tipo- y de que la amistad, no entiende de género.

“Nunca volverá a ser lo mismo”, me dicen con frecuencia cuando afirmo que apoyo las segundas oportunidades, en cuanto a una pareja se refiere. Y yo pienso: “No, claro que no será lo mismo, pero puede ser mejor”.

Dicen que la confianza es como un jarrón, como esas preciosas vasijas de porcelana china tan delicadas, y que, una vez que se rompe, nunca puede volver a su forma original, sin fisuras. Por mucho que pegues meticulosamente cada uno de los pedacitos, siempre quedarán las grietas, bien marcadas. Eso es así.

Pero quizás yo no quiero que volvamos a ser aquel delicado jarrón. Sí, era lindo, el más bonito de todos, me atrevería a decir. Todo el mundo lo envidiaba. “Eso que tenéis, es increíble”, nos decían, “poca gente lo consigue”, apuntaban.  Y nos lo creímos. Pero nadie nos dijo que a veces tropiezas, el jarrón se te escurre de las manos y puede caerse. No, no quiero más porcelana china.

Quiero que seamos una de esas robustas estatuas de bronce. No son tan bonitas como un jarrón, nadie quiere decorar su casa con una de esas pesadas esculturas pudiendo poner un precioso jarrón lleno de flores. Pero a un jarrón lo derriba el viento si sopla fuerte, nuestra estatua no se inmuta con el viento, ni la lluvia, ni se queda descolorida por el sol.

cid
Escultura al Cid Campeador, en Burgos | Fotografía tomada por @silviadelro

Por eso cuando decís, que no será lo mismo, yo digo, que tenéis razón, que será mucho mejor.  ¿Qué cómo se deja de ser porcelana y se pasa a ser de una pasta más resistente? Cuando te rompes en mil pedazos y tienes que reinventarte. Lo bueno de tocar fondo, es que una vez que está ahí, ya no te puedes caer. Una vez que algo dentro de ti muere, algo mejor puede nacer. Por eso yo renazco, y tú renaces. Por eso seremos bronce. Le pese a quien le pese.

Cuando te arrepientes real y firmemente de tus errores, no vuelves a repetirlos. Cuando sabes que alguien es tu persona, vas a por ella. Yo sé que eres tú, y tú sabes que soy yo. Y los que dicen que segundas partes nunca fueron buenas, es porque no conocen nuestra historia.

Anuncios

2 comentarios en “Segundas partes (nunca) fueron buenas

  1. Comparto y no comparto algunos puntos de tu entrada, aunque en cómputo me ha gustado.

    Yo ya no doy segundas oportunidades, porque cada vez que las he dado, ha salido mal. No obstante, eso no implica que a algunas personas les vaya bien, como a ti. Incluso conocí a una chica que después de romper con su ex por estar poniéndole los cuernos durante un año con otra chica, le perdonó y ahora se van a casar. La vida da muchas vueltas.

    En cuanto a las relaciones a distancia, pueden funcionar mientras los dos pongan de su parte y haya confianza. Si en algún momento esa confianza se debilita, la distancia hace el resto.

    Hombres y mujeres podemos ser amigos; el que piense lo contrario es un cabeza cuadrada.

    Y finalmente, nunca he comprendido por qué un hombre mayor puede salir con una chica más joven sin que ocurra nada, pero una mujer mayor no puede salir con un chico más joven. La edad es un número, no tiene relación alguna con la madurez de una persona.

    Un abrazo.

    Me gusta

    1. Gracias por compartir tu opinión conmigo! Dar segundas oportunidades no es fácil. Pero a mí, por suerte, me la han dado, y está siendo genial. En cuanto a las relaciones a distancia y la edad en las relaciones, opino lo mismo que tu. Gracias por leerme y expresar tus pensamientos. Un abrazo.

      Le gusta a 1 persona

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s