La riqueza que hay en ti

Hoy quiero compartir con vosotros un breve fragmento del libro que estoy leyendo, “El poder del ahora”, de Eckhart Tolle:

“Un mendigo estuvo junto a una carretera durante más de treinta años. Un día, un desconocido pasó por allí.
-¿Una limosna? -murmuró el mendigo, alargando mecánicamente su gorra de béisbol.
-No tengo nada que darte -dijo el desconocido. A continuación preguntó:
-¿Sobre qué estás sentado?
-Nada -respondió el mendigo-. Solo una vieja caja. He estado sentado en ella desde no sé cuándo.
-¿Has mirado dentro alguna vez? -preguntó el desconocido. – No -dijo el mendigo-, ¿para qué? No hay nada dentro.
-Echa una mirada -insistió el desconocido.
El mendigo consiguió abrir la tapa. Con infinita sorpresa, incredulidad y dicha vio que la caja estaba llena de oro. (…) Quienes no han encontrado su verdadera riqueza, son mendigos, aunque posean grandes riquezas materiales”. 

Es un texto sencillo, pero creo que lo que quiere transmitir está tan bien ejemplificado con la historieta del mendigo que no hay mucho más que aportar. Solo añadiré que, a veces, tenemos en nuestra mano todas las herramientas para ser felices pero no nos damos cuenta. Y nos empeñamos en buscar nuestra felicidad fuera, en los demás e incluso, en lo material, cuando en realidad, nuestra “verdadera riqueza” -como la llama Tolle- está dentro de cada uno de nosotros. En este mundo en el que todo son ruidos y prisas es difícil pararse a pensar y escuchar tu interior. Pero os invito a hacerlo. Yo, por mi parte, lo voy a intentar.  Feliz domingo.

20170501_203106
Granada | Fotografía realizada por mí.

 

Anuncios

4 comentarios en “La riqueza que hay en ti

  1. Intentar buscar la felicidad en otras personas o realizando actividades colectivas es un error. Eso te convierte en una persona emocionalmente dependiente, que nunca llega a ser feliz por sí misma. Nuestro bienestar sólo depende de nosotros mismos, de saber lo que valemos y a lo que podemos aspirar. Y hasta que nosotros no lo sepamos, nunca podremos estar en paz con nadie. No obstante, también pienso que la felicidad como tal no existe, sino que son pequeños momentos de alegría tanto en soledad como en compañía.
    Feliz domingo a ti también.
    Un abrazo.

    Me gusta

    1. Coincido contigo, creo que la felicidad no es un estado permanente, si no pequeños momentos. Pero puedes encontrar la paz interior y eso depende de uno mismo. Como dices, nuestro bienestar depende de nosotros y para lograrlo, debemos ser emocionalmente independientes. Un abrazo.

      Le gusta a 1 persona

  2. Hay una bonita canción de Mike Ruthenford titulada “A beggar on a beach of gold”. En ella, un mendigo sentado encima de una playa de oro descubre que estaba situado justo encima de la riqueza (figurada) que pensaba no tener. Este fragmento del libro que estás leyendo Marta me lo ha recordado, sobre todo cuando decías que tenemos en nuestra mano todas las herramientas para ser felices pero no nos damos cuenta. Sin duda, nuestro enfoque personal determina nuestra realidad, y saber apreciar esos pequeños detalles inmateriales pero inapreciables en su belleza nos ayudará a estar felices. Y digo estar y no ser felices porque coincido con vosotros en señalar que la felicidad es un grato estado transitorio, como lo es también la tristeza. Una sonrisa, un abrazo o una poesía pueden pueden valer un mundo llegado el caso. Así que a buscar esos pequeños tesoros que se presenten hoy. Yo ya he encontrado el mío al volver a leerte : ) Feliz resto de martes!

    Me gusta

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s