(Des)bloqueo

En estos dos años y medio de andadura, sois bastantes los que os habéis hecho fieles seguidores de mi bitácora. Es por ello que siento que os debo una explicación. Me he ausentado, sin previo aviso, durante seis meses. Y os diré por qué.

Sigue leyendo

Vemos lo que queremos ver

13254747_882272065214518_4240269628785801557_o
Palacio Real de Madrid | Fotografía realizada por mí

Puedes decirle algo a alguien por las buenas. Se lo puedes decir por las malas. Puedes escribírselo en una carta, en un sms, en un e-mail. Puedes hacerle un croquis, un dibujo, un mapa. Puedes decírselo en chino, en ruso y en checoslovaco. Puedes susurrárselo al oído y puedes gritárselo hasta dejarle sordo. Puedes intentar que un tercero lo convenza. Puedes poner una pancarta en la puerta de su casa o puedes escribirlo en el cielo con una avioneta. Pero ten por seguro que si no lo quiere entender, si no lo quiere ver, no lo va a ver, te pongas como te pongas. ¿Y tú qué puedes hacer? Esperar a que madure. Y mejor, espera sentado porque…

Las cosas de palacio, van despacio