Cerveza para merendar

Trajes de boda para nadar
con aletas en el mar,
el boca a boca para respirar

Sigue leyendo

Anuncios

Lluvia y espinas

Cuidado con hacerte el héroe y venir a quitarle las espinas a mis rosas, igual te acabas pinchando tú.

Quisiste ser el Sol en mis días de lluvia y que juntos creáramos un arcoiris, pero nunca te paraste a pensar que quizás yo quería que siguiera lloviendo, porque me encanta.

Sigue leyendo

Vámonos

Viajar contigo en barco por las estrellas. Todos los días intenso sol, todas las noches gran luna llena. Bañarnos desnudos en el arroyo. Tumbarnos al sol, rodar por la hierba, cazar mariposas… tocar un lobo. Acariciar la corteza de un árbol, acariciar tu pelo. Pedirle un deseo una estrella fugaz, reírnos del mundo.

Y tú me harás un collar de margaritas mientras yo hundo mis pies en el barro. Después cogeremos otro de esos barcos e iremos a alguna otra parte del universo. Todo esto y más. Pero sólo si es contigo.

barco

Nuestro tiempo

besonieveQuitaré todas las nubes del cielo para que nada nuble tus días. Haré que el sol salga siempre en el preciso momento en el que despiertas, para que veamos juntos el amanecer cada mañana. Cuando me apetezca besarte, haré que llueva para que lo hagamos bajo la lluvia, y después vendrá un pequeño huracán para que te deje bien sequito. Haré que nazcan flores a tu paso y que se marchiten cuando se enteren de que te has ido. Haré que cada noche haya luna llena para que la mires y te acuerdes de mí. Haré que cuando duermas una mano invisible te haga cosquillitas en los pies, y otra te acaricie el pelo, pues yo estaré demasiado ocupada en comprobar cada tres segundos que sigues respirando. Haré que el viento te sople en la nuca. Y que veas todas las auroras boreales que quieras. Haré que caigan copitos de nieve en nuestra habitación, pero haré que nunca nunca nunca tengas frío. Haré que para ti ya no tenga significado la palabra dolor. Y te juro que haré muy desdichado a aquel que intente hacerte daño. Haré todo esto y más, sabes que solo tienes que pedírmelo. Acabo de darme cuenta de lo mucho que te quiero.